jueves, 29 de agosto de 2013

LA DISTANCIA NUNCA HARÁ EL OLVIDO.

Dan igual todos esos tristes e interminables días que pasen. Dan igual los minutos, horas, segundos... Incluso años. Mi experiencia me ha confirmado cosas que he podido ir comprobando día a día y que ya no puedo negar. Nunca.
Digamos que el destino, la experiencia... Se ha tomado la molestia de cargarse dos de esas frases tan míticas que se suelen decir. Y ahora compruebo que no son nada más que mentira, aunque la gente las suelta todos los días.
La primera: LA DISTANCIA HACE EL OLVIDO. Por desgracia o por suerte, he de decir que no. Es más, puedo afirmarlo con toda seguridad. Esa persona a la que no ves es, de hecho, a la que más recuerdas y piensas.  No puedes evitarlo. Te vienen recuerdos, flashes de algunos de los momentos vividos... Todo el tiempo, día tras día. Cada minuto se hace eternidad. Creo que la distancia solo te hace recordarlo más, pero de ninguna manera atrae al olvido.

La segunda: TRANQUILA, CON EL TIEMPO TODO PASA. Cuando en realidad todos sabemos que duele más. Mucho más. El tiempo tiene ese poder de hacerte pensar, reflexionar quizás más de la cuenta... Para mí el tiempo te enseña a crecer, a madurar, a buscarte la vida y a enseñarte las mejores y peores cosas de esta... ¿Quizás también te hace más fuerte? No lo sé. Pero lo que sí sé es que a veces el tiempo no cura nada, solo hace que el dolor se intensifique. Más tiempo, más dolor. Y eso también es inevitable. Nos vamos consumiendo con el tiempo, eso lo vemos todos los días.

No sé si quizás algún día estas frases cambiaran, si la gente se dará cuenta del error... En realidad, me da igual. Lo pueden comprobar por ellos mismos. Por ahora solo propongo que cambiemos estas dos frases por quizás algo como: "La distancia nunca hará el olvido" o "No esperes a que pase con el tiempo, haz algo tú ahora para cambiarlo".

domingo, 26 de mayo de 2013

Que se pare el mundo que yo me bajo.

La vida da tantas vueltas que a veces creo que me voy a marear."¡¡¡Que se pare el mundo que yo me bajo!!!" ¿No era así la frase? Bueno pues yo, justo en este momento, diría lo mismo.
Quizás el mundo va demasiado rápido ahora que todo se acaba.. O quizás yo voy demasiado lento, por que en realidad no quiero que nada de esto acabe.
En cierto modo dejo mi vida entera atrás para dar paso a una totalmente incierta, desconocida.. Y, sinceramente, tengo miedo. No soporto los cambios. Me da pánico empezar esa nueva vida que me lleva esperando con ansia todo este tiempo, y que ahora me obliga a cambiar.
No se qué será de mí, si me las apañaré bien... Lo que sí sé es que nos volveremos a ver, pero te juro que no se en qué condiciones... ¿Cómo empezar esa nueva vida sin ti?
SERÁ TODO UN RETO DESCUBRIRLO. (aunque, en cierto modo, espero no tener que hacerlo).

miércoles, 15 de mayo de 2013

A veces me gustaría romper el silencio, decirte todo lo que llevo callando este tiempo.
A veces me gustaría desgarrarte con mi mirada, como sueles hacerlo tú con la tuya, a veces sin ni siquiera darte cuenta.
A veces me gustaría gritarte un ¿PORQUÉ? bien alto, bien fuerte.. para que el miedo no se haga con mis palabras.
Pero sólo a veces. Otras veces me consume el miedo, callo todo lo que puedo y más. Solo me apetece quedarme en un rincón, sin ni siquiera observarte. A veces es difícil controlar las lágrimas, lo que sientes te delata siempre. A todos.
A veces simplemente tengo que observar como apartas la mirada, como tus intentos se desvanecen, como los días cada vez son más largos por que mis dudas se van haciendo infinitas..

Ésta es mi rutina desde que apareciste.

viernes, 10 de mayo de 2013

UNA SEMANA.

Puede que solo fuera una semana, pero para mí fue suficiente.
Y ahora no entiendo nada..